Premios 20 blogs

jueves, 2 de febrero de 2012

El que no llora no mama


El que no llora no mama.
Dice el refrán, en este cao yo lo puedo adaptar a la situación contractual entre árbitros y los dos equipos grandes de nuestra liga.
De verdad podemos llegar a creer que tanto Madrid como Barça son víctima de una persecución arbitral?
Pues aunque parezca absurdo, desde la ciudad Condal y la capital de España creen que si, ya no me paro a pensar en Villaratos y demás absurdeces.
Lo que no es de lógica, ni recibe es que los dos clubes con mayores ingresos y mayor presupuesto se quejen de actuaciones puntuales en el prejuicio y cuando ocurre lo contrario no digan ni mutis.
La misma valentía que muestran a la hora de llorar, deben mostrar a la hora de reír, todo el tema de árbitros lo empezó Mou en parte, sus choques ante el Barça son prueba de ello, pero desde que la ventaja se ha incrementado en liga, los jugadores culés han saltado a la palestra, primero Messi y luego Rosell, Guardiola calmo los ánimos, para ayer dar un toque recordando la derrota de Getafe o el empate ante Español.
Y yo no discuto que los árbitros se equivoquen dios me libre, si que puedo decir que históricamente Madrid y Barça no han salido más perjudicados que beneficiados.
Una de las reflexiones que hago y para que se me entienda es que este colectivo cobra lo mismo por pitar a unos que a otros en primera, por lo tanto por ahí cabe deducir que  los errores son los mismos.
Que pueden decir los equipos de la parte baja de la tabla? Tienen derecho a quejarse cuando son perjudicados.
Cabría la posibilidad de reformar el estamento con aplicaciones de nuevas tecnologías, pero se pone en duda que sean efectivas estas, aunque generalmente ya se ha prosperado bastante con el tema del comité, a la hora de sancionar jugadas después del partido, en ocasiones si en otras, caso Pepe no. Y esta guerra contra los colegiados tiene su punto mediático en las quejas de los grandes, en su guerra abierta.
Que para nada defiende el futbol, desvirtuándolo o desviándolo a una zona donde si nos metemos mal vamos.
Que por favor si se tienen recursos y argumentos futbolísticos para ganar que estos hagan que el denegro o amarillo pase desapercibido, menos llorar y más demostrar que los presupuestos y la calidad se impongan a los factores que en un campo no se pueden controlar.
Sino que se lo pregunten ayer a Emery o mejor aún, tiremos de las declaraciones de Pouso en Cornella, tras un día pésimo de Mateu Lahoz donde el Español se impuso por 3-2, os invito a buscarlas y ese es el mejor ejemplo de cómo el futbol debe dejar atrás la polémica.

3 comentarios:

  1. Lo que tienen que hacer los dos grandes es cerrar la boca. No pueden quejarse de los árbitros, que sí opinar de ellos como todo el mundo, cuando les pitan en contra y cuando es a favor callarse. Que se dediquen a jugar a fútbol que si hacemos balance veríamos quienes saldrían al final más perjudicados. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Los árbitros se equivocan pq son humanos y para todos, grandes y pequeños. Si se escucha a Barça y Madrid, tb a los humildes!

    ResponderEliminar
  3. Quiero creer que los árbitros se equivocan como seres humanos que son. Si alguien me hiciese ver que los errores no son tales, dejaría de seguir el fútbol. Ni Madrid ni Barcelona deberían caer en las majaderías que dicen sobre los árbitros, tienes razón, son los menos indicados. Pero esta historia de unos y otros viene de muy lejos, yo calzo ya bastantes años, y nunca han dejado de usar este tipo de declaraciones. Es parte del fútbol, desgraciadamente.

    ResponderEliminar