Premios 20 blogs

jueves, 10 de septiembre de 2009

Seguimos Vivos


Después de lo visto ayer me convenzo más de que la preparación que se ha hecho para este europeo ha sido desastrosa. Ya no se si estoy viendo un campeonato de baloncesto o el Tour de Francia, donde un buen puñado de corredores apostaban por coger la forma en la primera semana de carrera. Pero esto no sale bien la mayoría de las veces, y de momento ya llevamos dos minutos perdidos.
Ahora bien, lo de ayer ya empieza a dejar más claros que oscuros.
Empezando por Scariolo, al cual no tengo cosas importantes que reprocharle del partido de ayer. Sin saber todavía muy bien lo que quiere, sólo utilizó dos bases y redujo mucho el número de rotaciones.
Por momentos se vio un gran baloncesto, no por la espectacularidad visual, pero si por la utilización de elementos teóricos sencillos y prácticos de esos que te enseñan cuando estas en el colegio, como son el juego dentro fuera, estar en movimiento, etc.
La tripleta interior estuvo inconmensurable, teniendo como figura invitada a Marc, que poco a poco se esta metiendo en el torneo y que abre el campo una barbaridad.
El juego fue equilibrado en ataque. La utilización del juego fuera dentro permitió romper el marcador, con posiciones de tiro exteriores y machacando el juego interior esloveno con faltas y canastas más o menos fáciles. Quizás todavía hecho de menos el dos contra dos de pívot y jugador exterior, ya que la conexión poste alto poste bajo si se utilizó con acierto.
Otra buena noticia estaba en el aeropuerto de Warsaw. ¡Navarro había llegado!, y esperemos que sea para quedarse. A este le va la marcha, y desde el tiro libre cimentó lo que parecía una victoria cómoda.
La intensidad era otra, y por momentos Eslovenia parecía una escopeta de feria con jugadores anárquicos, en contra de lo que venían haciendo en el torneo, y que vimos durante los primeros cinco minutos de partido.
Hasta aquí todo muy bonito, pero faltaba la empanada final que casi nos hizo perder con Gran Bretaña y que ayer nos llevo a la prórroga. Como un equipo bisoño perdimos dos balones subiendo el balón, un par de malas elecciones de tiro, y todo eso acompañado de una labor arbitral muy permisiva con la defensa eslovena nos llevo a una prórroga que a un minuto del final parecía imposible que se produjese, pero fue uno de los problemas que vengo achacando cada día, las segundas opciones de tiro, la que marcó el empate en el electrónico. La canasta estaba en tiempo, si en tiempo desde que el de la mesa lo puso en acción y después de 4 pasos antes del lanzamiento.
La defensa se desajusta al lado débil, lo que permite lanzamientos fáciles o penetraciones que acaban en canasta y/o falta.
Esta selección comienza a funcionar, poco a poco, con dosis de casta, orgullo y calidad, aunque esto último me preocupa menos.
Ahora a pensar en el siguiente grupo que analizaré en un siguiente post.
Un saludo de Oscar a todos los seguidores del deporte, y sobre todo de este blog que cada día pinta mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario